Abogados Herencias, Familia e Inmobiliario Madrid

Responsabilidades de los inquilinos en un contrato de alquiler por habitación

Hoy en día es cada vez más común que los propietarios alquilen sus viviendas por habitaciones, en vez de alquilarlas de forma completa a un único inquilino. El mercado del alquiler de habitaciones está en pleno apogeo, esto se debe a muchos motivos, pero uno de ellos es el elevado precio del alquiler que hay sobre todo en grandes ciudades.

Alquilar una habitación es una práctica cada vez más recurrente, sobre todo en estudiantes que se mudan mientras estudian la universidad fuera de su residencia habitual, para trabajadores que se encuentran fuera de su ciudad y el bajo salario no le permite alquilar una vivienda para él solo, o bien para aquellas personas que van a trabajar temporalmente a otro sitio lejos de su hogar.

Responsabilidades de los inquilinos en un contrato de alquiler por habitación

Qué responsabilidades tiene un inquilino en un contrato de alquiler por habitación

Aunque no se alquile la vivienda completa como tal, y sólo se esté pagando al propietario por una habitación, todos los inquilinos de los inmuebles tienen unas responsabilidades a las que hacer frente.

Los inquilinos que optan por alquilar una habitación en lugar de la vivienda completa, normalmente hacen frente a contratos temporales que pueden ir desde una semana hasta un año, pero esto no significa que no tengan que asumir las responsabilidades que asumiría cualquier persona que alquile una vivienda completa por más tiempo.

➡️ El pago del alquiler. Todos los inquilinos de una misma vivienda deberán abonar la cuantía establecida por el propietario por hacer uso de esa habitación, normalmente será en los primeros días del mes y estos deben realizarse en el tiempo estipulado.

➡️ Mantenimiento de la habitación. El propietario tiene la obligación de tener la habitación equipada con una cama, un armario y un escritorio, y los inquilinos deben conservarla en buen estado. Normalmente, el propietario puede cobrar una fianza al inquilino que devolverá al finalizar el contrato y cuando éste abandone dicha habitación y se haya comprobado que la estancia se encuentra en buen estado. Si el inquilino quisiera hacer algún cambio en dicha habitación, es obligatorio consultárselo al propietario y que éste dé la aprobación, sino, se podría perder la fianza.

➡️ Uso adecuado de las áreas comunes. En los alquileres por habitaciones, los miembros de la vivienda suelen tener áreas comunes para el uso y disfrute de todos los miembros como puede ser el baño, la cocina, el salón y la terraza si la hubiera. Cualquier desperfecto o inconveniente ocasionado por los inquilinos, será su responsabilidad y deberán asumir con los gastos que conlleve arreglar los desperfectos. En caso de que haya algún problema con éstas y no haya sido causado por los inquilinos, el propietario deberá asumir la responsabilidad de arreglarlo.

➡️ Pago de los servicios públicos. Esto va a depender de lo que se haya establecido en el contrato de alquiler, ya que pueden ser los inquilinos quienes hagan frente a estos pagos o puede que el propietario se haga cargo de una parte. Aquí se englobarían gastos como la electricidad, el agua, el gas, el Internet en casa, etc.

➡️ Cumplimiento de normas y reglas. En el contrato de alquiler se pueden incluir normas y reglas específicas para los inquilinos que éstos están obligados a cumplir mientras vivan en esa propiedad. Algunas de ellas podrían ser restricciones sobre el ruido, prohibición de celebración de fiestas en la vivienda, cuestiones sobre la visita de invitados… etc.

Estas son algunas de las responsabilidades con las que cuentan todos aquellos inquilinos que están en un contrato de alquiler por habitaciones, y que es conveniente que conozcan para no encontrarse con problemas no deseados con su propietario, ya que de existir, el propietario podría rescindir el contrato y hacer que éstos se vayan de dicho hogar.

Puntos positivos de optar por un contrato de alquiler por habitación

✔ Flexibilidad económica. Teniendo en cuenta los elevados precios de alquiler que existen hoy en día en grandes ciudades como podría ser Madrid, una de las ciudades con mayor demanda de vivienda, alquilar una habitación es más económico, sobre todo en aquellos lugares donde el coste de vida es elevado.

✔ Menos responsabilidades. Los inquilinos que optan por alquilar una habitación en una casa compartida, tienen menos responsabilidades a cumplir que aquellos que alquilan una vivienda completa, ya que éstos no suelen tener que hacerse responsables del mantenimiento de la propiedad en su totalidad, ni de pagar todos los servicios públicos, algo que simplifica su carga financiera y de trabajo.

✔ Compartir gastos. Todos los gastos relacionados con los servicios públicos como el agua, el gas, la electricidad o la tarifa de Internet se dividen entre todos los miembros de la vivienda, algo que hace que independizarse sea más económico.

✔ Menor riesgo de vacantes. Al tener múltiples inquilinos en una casa compartida, los propietarios reducen el riesgo de vacantes producidas y la pérdida de ingresos. Incluso si uno de los inquilinos se muda, es muy probable que el resto de residentes continúen allí viviendo, lo que ayuda a mantener una continua ocupación de la vivienda.

Ante cualquier duda o inconveniente que pueda surgir por ambas partes, tanto si eres inquilino en un piso compartido por habitaciones como si eres el propietario que lo está arrendando, es aconsejable acudir a un abogado inmobiliario que ayude a revisar las cláusulas impuestas en el contrato.

Si necesitas ayuda legal cuéntanos tu problema y te daremos todas las respuestas que necesitas.

Si te ha gustado este artículo, por favor, compártelo.