Abogados Herencias, Familia e Inmobiliario Madrid

¿Qué tipos de testamentos puedo hacer? 6 claves imprescindibles sobre los testamentos comunes

Si te has planteado hacer testamento es fácil que te surjan mil dudas o no sepas qué es lo mejor para ti en tus circunstancias concretas.

Muchas consultas que recibimos en BASA Abogados tienen que ver con preguntas frecuentes sobre cómo hacerlo o qué puedes incluir en las estipulaciones.

Aunque pueda parecer sencillo hacer un testamento, muchas veces tenemos la voluntad de expresar algo en él y no sabemos cómo.

Cuando decides testar es muy importante que lo hagas bien, no solo para que el testamento refleje exactamente lo que quieres, sino también para evites cualquier problema con tus herederos.

Por eso es recomendable que te asesores antes de otorgar testamento y siempre con un abogado especialista en herencias.

Si estás pensando en testar, en BASA Abogados podemos ayudarte.

Qué tipos de testamentos puedo hacer

La respuesta es SÍ, se trata de un tipo de testamento que el testador escribe por sí mismo, denominado testamento ológrafo, y que se regula en el artículo 688 y siguientes del Código Civil.

Solo podrás otorgarlo si eres mayor de edad, y deberá estar escrito íntegro de tu puño y letra, además de firmarlo poniendo día, mes y año.

Este testamento se caracteriza porque debe ser protocolizado ante un notario o un juez en los 5 años siguientes al fallecimiento del testador.

El notario o el juez es la persona encargada de acreditar su autenticidad, para lo que podrá pedir a los interesados la documentación que estime (cartas, manuscritos…).

El testamento ológrafo genera la obligación para la persona que lo tenga en su poder, o cualquier interesado, de presentarlo ante el notario o juzgado en los 10 días siguientes en que tenga conocimiento del fallecimiento del testador.

¿Qué ocurre si para mayor seguridad quiero hacer el testamento en un notario?

En este caso hablamos de lo que se llama un “testamento abierto”, que se regula en el artículo 694  y siguientes de nuestro Código Civil.

Para otorgarlo debes acudir al notario, explicarle cuál es tu última voluntad, y será él quien lo plasmará en el testamento.

Es importante que le formules al notario todas las preguntas que tengas, porque un error de redacción por mal entendimiento puede generar muchos problemas a la hora de repartir tu herencia.

Una vez leído, si estás de acuerdo procedes a firmarlo, y en caso de no saber o no poder firmar, puedes pedir que lo firme uno de los dos testigos que deben acompañarte.

Los dos testigos serán también necesarios si el testador es ciego, no sabe leer o escribir, y también en el caso de ser tu voluntad o a solicitud del propio notario.

¿Puedo encargar a mi hijo o esposa que haga el testamento por mí? ¿Y hacer en el mismo documento el testamento de mi esposa y mío?

Ninguna de las dos opciones está permitida por nuestro Código Civil.

Nadie puede testar por ti, porque el testamento es un acto personalísimo, y no puede dejarse al arbitrio de un tercero, tal y como indica el artículo 670 del Código Civil.

Tampoco puedes otorgar testamento en el mismo documento que tu cónyuge, estando prohibida esta posibilidad de forma específica en el artículo 669 del Código Civil.

¿Puedo hacer un testamento secreto?

Esta opción es posible y se denomina testamento cerrado, regulado en el artículo 706 y siguientes del Código Civil.

Son los supuestos en los que el testador no quiere revelar su última voluntad, pero deberá declarar que ésta se halla contenida en un papel o carta que presenta a las personas que han de autorizar el acto.

El testamento cerrado deberá ser escrito y estar firmado al final de ser manuscrito de tu puño y letra.

En caso de estar escrito a ordenador o máquina o por medio de otra persona deberás firmarlo en todas las páginas.

Si no puedes firmarlo tú como testador podrá hacerlo otra persona que elijas, especificando las causas de no poder firmarlo tú.

El testamento cerrado debe guardarse en sobre cerrado y sellado ante notario, expresando la forma en que ha sido escrito y firmado.

El notario deberá escribir en la cubierta del sobre el acta de otorgamiento notarial e identificación de contenido, así como dejarlo datado.

Una vez protocolizado el acta, el notario te hará entrega del testamento, y tú decides si quieres guardarlo personalmente o encomendar su guarda a otra persona o al mismo notario.

Al igual que en el testamento ológrafo, la persona que tenga el testamento en consigna deberá presentarlo ante notario o juez en los 10 días siguientes al día que tenga conocimiento del fallecimiento del testador.

Esta modalidad de testamento es muy formal, por lo que será nulo de no haberse observado alguna de las formalidades que se requieren para su validez.

Ante la duda, es muy importante que busques asesoramiento legal de un abogado especialista en herencias y testamentos que pueda ayudarte para dejar todo bien hecho y evitar problemas a tus herederos.

En una película he visto que para que los herederos reciban su parte tienen que pasar unas pruebas cómicas o casarse a contrarreloj…

¿Puedo hacer un testamento condicionado?

La respuesta es NO, una cosa es el cine y otra nuestro Ordenamiento Jurídico.

En este sentido, en el Código Civil español no se prevé la posibilidad de un testamento sometido a condición.

Nuestro sistema prevé un reparto de tercios con legítimas, mejoras y libre disposición.

A modo anecdótico para todos aquellos curiosos sobre este tema, os recomendamos ver la película “Las Siete Ocasiones” (Buster Keaton, 1925), pero teniendo en cuenta, a pesar de lo divertido que resulta en el cine, que en España no existen los testamentos sometidos a condición.

¿Te queda alguna duda más sobre testamentos? ¿Quieres testar, pero antes necesitas asesorarte sobre el cómo o de qué forma puedes organizar tu herencia?

En BASA somos  abogados  expertos en herencias y podemos ayudarte a decidir la mejor opción para ti.

Contacta con nosotros para una consulta gratuita y sin compromiso y cuéntanos tu historia. Tu Despacho de Abogados en Madrid.

Si te ha gustado este artículo, por favor, compártelo.